martes, 31 de enero de 2012

Vivir para contarla I

Desde la ventanilla del coche. Ya nieva.

No hay comentarios: